Las tripulaciones de la Armada Española del siglo XVIII: matriculados y otros recursos

José Manuel Vázquez Lijó

Resumen


Está pendiente un análisis de una muestra amplia de listas de tripulaciones de la Armada, pero hay indicadores que apuntan que en el primer tercio del siglo xviii el aporte de los extranjeros sería importante. A partir de 1737, con el establecimiento del registro obligatorio de los profesionales del mar, el grueso de la marinería de la flota de guerra española, probablemente en torno al 80?%, pasó a estar formado por matriculados, pescadores en su inmensa mayoría, movilizados por turnos de cuadrillas. En la coyuntura bélica finisecular, ante la insuficiencia de la matrícula de gente de mar «hábil» militarmente hablando, se recurrió, excepcionalmente, a presidiarios y, sobre todo, se reclutaron miles de voluntarios enganchados con el cebo de las primas, los cuales evidenciaron una acusada tendencia a la deserción y una escasa formación náutica, en detrimento de la operatividad de las fuerzas navales de España.


Palabras clave


Armada; tripulaciones; levas; matriculados; voluntarios; extranjeros

Texto completo:

PDF


Revista semestral presente en:
Tiempos Modernos: Revista Electrónica de Historia Moderna
ISSN: 1699-7778